Kentucky Derby

Es otra de las grandes carreras del calendario hípico. Sin duda la de mayor tradición en USA y el comienzo de la Triple Corona. Todos quieren ganar en Kentucky la carrera de las rosas y en un país tan extenso como Estados Unidos es la primera referencia de los clásicos. Allí donde empiezan a calibrarse las opciones de los ganadores de los Derbys de los diferentes estados. El primer sábado de mayo, los caballos paralizan a todo el país en escasos dos minutos en los que la leyenda se empieza a escribir camino de la Triple Corona.

En Salondeapuestas, al igual que hemos hecho con las 2000 Guineas inglesas, vamos a tratar de acercar a cada uno de los contendientes con un pequeño comentario y trayendo el video de su última carrera para que el estudio pueda compartirse y cada uno saque sus propias conclusiones.

Daddy Long Legs. Viene de ganar el UAE Derby. En América tienen miedo que O’Brien la pueda ‘colar’ con este alazán clavado a su abuelo, el mítico Johannesburg, que ganó en su día la Breeder’s Cup. Si el irlandés le ha llevado hasta Kentucky es porque el caballo tiene su opción y como su cuota es muy elevada es de los que tiene valor para apostar como sorpresa.

Optimizer. Viene de ser muy batido en el Arkansas Derby, donde se exhibió Bodemeister. Por esa línea debería estar claramente derrotado y tendría que mejorarle mucho el gurú Wayne Lukas, cuatro veces ganador del Derby, para estar en la llegada. No parece. Es descartable por papeles.

Take Charge Indy. Viene de ganar el Derby de Florida, donde batió a Union Rags.En esta carrera su jockey pudo darle un recorrido perfecto sin contratiempos con respiro incluido antes de la recta y no perder el carril interior. Me parece vulnerable aunque es de los que puede estar en las colocaciones. No le veo ganador.

Union Rags. Un caballo de Derby. Después de ser batido en la Breeders Juvenile, viene de correr dos carreras en Florida este año. La primera fue una exhibición, pero en la segunda su jockey se confió y su remate le llevó a la tercera plaza. Es una opción segura en la llegada pero todavía no he llegado a ‘mi ganador’. Es mi segunda opción, aunque sus responsables le han preparado para esta carrera. A los amantes de la seguridad; place.

Dullahan. Viene de batir al albino Hansen en Keeneland. A dos años quedó cuarto de la Juvenille y en esta temporada le batieron en su reintree en una carrera sobre turf. Su remate le pude servir para robar una colocación y más si hay mucha lucha entre los punteros y más de uno pierde su opción descabezándose.

Bodemeister. Este caballo destrozará una de las Historias del Derby de Kentucky. Sin haber cumplido los tres años y con sólo dos carreras, su victoria en el Arkansas Derby merece todo el crédito. No galopó. Se comió la pista. Y eso que parecía muy tierno. Si ha mejorado, como es lógico, podemos estar ante un crack. Digo que romperá la Historia porque nunca un caballo que no corrió a dos años ganó el Derby de Kentucky. Un reto para el carismático Mike Smith, jockey de Zenyatta, que ahora puede tener otro caballo del siglo que pilotar. Me gustan los retos y aunque es favorito. Su cuota 5 a 1 me parece correcta. Vamos a tope.

Rousing Sermon. Tercero en el Derby de Louisiana, donde ganó Hero of Order (100 a 1) y su victoria aquí significaría lo mismo para los bookies, un cataclismo. No nos parece su carrera.

Creative Cause. Tercero el pasado año en la Breeders Juvenille le han llevado con mimo hacia esta carrera. Tres actuaciones en el año y en claro progreso para llegar a tope a Kentucky, algo que se vio cuando fue batido sin ser muy exigido por la mínima en el Derby de Santa Anita por I’ll have Another. La duda es si será suficiente. Joel Rosario es un jockey de garantías y este caballo tendría una Historia que contar si gana el Derby, ya que su entrenador Mike Harrigton disputa a los 71 años por vez primera un Derby de Kentucky. Y ya se sabe que con menos te hacen una serie. No obstante sólo le veo al fallo de los favoritos.

Trinniberg. No ha pasado de los 7 furlongs y es una incógnita como abordará la distancia. No obstante y aunque su morfología parece la de un velocista es un caballo al que recomiendo fijarse en el desfile porque es un espectáculo su lámina. A mí me parece que no es tan descartable como su cuota indica, aunque eso sí me extrañaría verle en la llegada en su primer contacto con la barrera de los dos kilómetros.

Daddy Nose Best. Extraño caballo. Después de apuntar a las pistas de turf (no corrió mal en la Breeder’s) este año le han cambiado la preparación a la arena y se ha mostrado intratable. Por su manera de ganar en Sunland puede ser un outsider interesante, ya que se desconoce su techo aunque la prueba no pareció de gran nivel. Otro con cuota exagerada y con algo de valor.

Alpha. Aunque en Kentucky todo es posible, los caballos que parten desde el cajón 10 hacia el exterior tienen una ligera desventaja y a partir de este Godolphin, analizamos caballo con esta circunstancia. Montado por el jamaicano Rajiv Marajh este caballo fue segundo de Gemologist en su última, aunque para ello fue a palos desde antes de la curva. No me parece su carrera. No me gusta.

Prospective. Batido por varias líneas. Viene de enfrentarse a Dulahan y Hansen siendo sexto en  Keeneland. No parece que se le haya perdido mucho en Kentucky.

Went the Day Well. Qué difícil es esta carrera!!! A los amantes de la casuística, este caballo será su opción. Del mismo patio y cuadra de Animal Kingdom (2011). Sólo ha corrido una vez y ha ganado una carrera de Grupo III, sin saber galopar. En el video recomiendo que observéis como empuja con la grupa en el último furlong. Con riesgo, pero dejándome llevar por sensaciones, le coloco en mis opciones y confió en que Velázquez le gestione su cajón.

Hansen. Ganó la Breeder Cup Juvenile ante Union Tags y Creative Cause. Casi nada. Su estilo puntero se vio desbordado por Dunehan en Keeneland, pero no por eso hay que tacharle. Para los aficionados españoles me recuerda a Nelson Groom (grande). El cajón 14 le perjudica y le obligará a una salida muy forzada para irse a por la punta y además con muchos caballos con su mismo estilo será difícil que le dejen hacer. No obstante un caballo para las places y combinaciones.

Gemologist. Lo advierto no me gusta. Y eso que ha ganado dos carreras. Ha hecho la distancia. Pertenece a un patio que ganó esta carrera en 2010, que  viene de ganar en su reintree. Pero en su última carrera me pareció bastante floja y aunque repelió bien el ataque de Alpha, lo hizo más por corazón que por clase y eso aquí es insuficiente por más que sea un digno hijo de Tiznow.

El Padrino. A pesar del cajón. A pesar de estar muy batido en el Florida Derby, este caballo puede tener su opción si la pista se encuentra embarrada. No blanda, sino que el diluvio caiga sobre Kentucky. Si es así, no lo descarten. De lo contrario parece poco probable que esté en la llegada . Es del mismo patio que Gemologist. Y en teoría la segunda opción.

Done Talking. Sorprendente ganador del Illinois Derby. También se apoyaría en una pista blanda para poner de su parte en la llegada. De lo contrario parece no llegar al nivel de los favoritos.

Sabercat. Tercero del Arkansas Derby. Por esa línea ya parece batido y más cuando tiene pinta de ser un caballo con un progreso limitado con la edad clásica. No me gusta.

I’ll have Another. Ganó el Santa Anita Derby con un ‘tiempazo’ (1’47 4/5) y a Creative Cause. Con un tiempo similar Point Given en 2001 encadenó dos de las tres patas de la Triple Corona. Con lo que estamos ante un gran caballo. Sin embargo su cajón es nefasto y aunque en el circuito canadiense tienen mucha fé a su jockey ‘Marvellous’ Mario Gutiérrez va a tener que gestionar muy bien la salida. No obstante, como es el Derby de los novatos y tiene en común que no ha corrido en 2011, porque no un trío con Bodemeister y Went the Day Well.

Liaison. Séptimo en Santa Anita es un caballo ya contrastado y de menos valor. Además sale por un cajón casi imposible. Descarte.

Pronóstico; Bodemeister, Hansen, Went The Day Well, Union Rags