¿Debería ser considerado el poker un deporte? ¿E incluso olímpico?

Es un debate que viene de lejos. Al igual que el ajedrez ha conseguido de forma parcial ser considerado un deporte oficial y tiene incluso unas olimpiadas propias, hay otras disciplinas y juegos cuyos aficionados quieren ver algún día considerados como tal. Son los casos del parchís, las damas o, hablando de un deporte mucho más mayoritario, el poker.

El ajedrez es practicado por millones de personas en el mundo. Se considera un deporte porque quienes lo practican dicen necesitar un estado físico y mental de absoluta exigencia. De hecho, como comentábamos, existen incluso unas olimpiadas de ajedrez. Pero hay otros juegos que superan lo puramente azaroso y ocioso para entrar en esta posible consideración de deporte.

Al poker se pueden jugar hoy en día en cualquier contexto. Antes sólo en casas, entre amigos, y en casinos. Pero actualmente la práctica online del poker, en páginas web, es algo más que habitual. Moviliza a miles y miles de personas, y todos piden lo mismo: que sea considerado un deporte porque, como pasa con el ajedrez, requiere un estado mental y una concentración de máxima exigencia.

Ya no son tiempos de clichés, donde veíamos a jugadores de poker obesos, en una mesa, fumando puros y tomando whisky, al más puro estilo Hollywood. Los jugadores de poker son ahora de todas las edades, sexo y condición. Incluso se juega de manera profesional. Un claro ejemplo que hemos podido encontrar es el de la Confederación Brasileña de Texas Hold’em, que incluso ha logrado que el Ministerio de Deportes de su país aceptara su petición de considerarlo oficialmente como un deporte. Eso recogía este mes de enero de 2012 el diario ‘AS’ en su edición digital.

Pero hay más. Tras el éxito en Brasil, ahora se quiere crear la Federación Latinoamericana de Poker, con la participación de todos los países del continente. Y hace ya dos años, en 2010, hubo más noticias al respecto: el Comité Olímpico Internacional se pronunció al respecto y declaró que el poker será admitido por la Asociación Internacional de Deportes Mentales (IMSA) como un deporte. Se trataría del paso previo para que también se registre algún día como disciplina deportiva y le otorgue el mismo estatus que al ajedrez, las damas o el bridge. “De ahí a que sea considerado una disciplina olímpica queda camino”, decía el diario ‘Marca’ en enero de 2010.

Un comentario sobre “¿Debería ser considerado el poker un deporte? ¿E incluso olímpico?”

Los comentarios están cerrados.