Hacienda estudia subir los tributos al juego y apuestas online en Gibraltar

Fuentes del sector de la industria del juego, que operan con licencia en el territorio nacional pero con los servidores en la colonia británica, apuntan que «lo de que nos subirán los impuestos más pronto que tarde es algo que muchos ya damos por descontado».

Peñón de Gibraltar (Foto: Taringa)
Peñón de Gibraltar (Foto: Taringa)
Desde el Ministerio de Hacienda no confirman ni desmienten la cuestión. Quien sí lo ha anunciado es el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, quien proclamó que «vamos a modificar la ley del Juego para que por ejemplo si quieren operar en España tengan que utilizar servidores españoles, de paso así recaudamos los impuestos nosotros». Los operadores no tienen tan claro si los cambios serán por la vía de nuevos impuestos o aumentando la fiscalidad de los juegos ya autorizados. «Es posible que nos aumenten la tributación. O que se nos obligue a pagar, por ejemplo, el impuesto de sociedades aunque los servidores continúen fuera», pronostican las mismas fuentes. En la actualidad, el juego online goza de tipos impositivos y bases imponibles diferentes según la actividad, y que oscilan 15% y el 25% de los ingresos netos o brutos. También se tributa, en algunos supuestos, por una parte de las comisiones.

Los operadores consultados admiten que «a la empresa le interesa fiscalmente estar en Gibraltar, porque no se paga sociedades», si bien aclaran que la legislación española «lo permite». En cualquier caso, «una parte de la infraestructura técnica está por contrato en España», es decir, «exactamente, las máquinas que reclama Hacienda para llevar cuenta de la recaudación», explican. Una comunicación de Hacienda del 12 de abril confirmaba «la homologación de los sistemas técnicos de juego de 51 operadores», lo que convertía en «definitivas» sus licencias. La certificación afectaba a los «componentes, hardware y software utilizados por los operadores».

Otra cuestión es el polémico cable submarino de telecomunicaciones para unir Reino Unido y Gibraltar. Con el proyecto, en marcha desde 2009, el Peñón daría un salto tecnológico que impulsaría algunas industrias rentables, como la financiera o el comercio electrónico. La contribución a las arcas de un sector que comenzó su singladura legal en España en junio de 2012 es, de momento, bastante discreta. Según la Memoria Anual del pasado ejercicio, los ingresos tributarios del juego on line supusieron, con un total de 133,1 millones de euros, sólo un 5% de la recaudación total del sector del juego. Los operadores auguran que, aunque está aún en fase de expansión y «las cifras no van mal», el negocio «alcanzará pronto la madurez». Y en ello tiene mucho que ver «la ralentización del póker en Europa «, la actividad estrella y más rentable del juego online. Tampoco será desdeñable la esperada regulación de las apuestas cruzadas y las tragaperras virtuales, que acaba de iniciar la tramitación normativa.

 


(Texto de elaboración propia realizado a partir del resumen de noticias de los servicios de prensa de Moncloa)