Empezar con buen pie

Tanto aquellos que ya estaban acostumbrados a los juegos de casino en formato tradicional como aquellos que se están planteando probar a través de internet pasan por un primer momento en el que no saben cómo apostar. Los ya veteranos es posible que recuerden aquel momento con una sonrisa en los labios, cómo la indecisión ante el primer depósito les hizo darle muchas vueltas a cuánto apostar o dónde hacerlo. Si es tu caso, existen sitios donde puedes probar el mundo de las apuestas sin tener que poner dinero por anticipado, como por ejemplo con un bono gratis sin depósito. Por ejemplo, William Hill ofrece esta opción.

Y es que lo primero de todo es que puedes acceder a todos sus juegos de cartas, blackjack y ruleta de manera gratuita, para ir practicando, y olvidándote de apostar inicialmente, pero disponen de un bono gratis de 5€ sin depósito para nuevos miembros, como regalo con tu registro. Claro que, además, disponen de bonos de regalo de hasta 200€, pero estos son ya con depósito. Cada cual, en función de su experiencia y expectativas, verá a cuál de los dos sistemas de bono le puede sacar más provecho.

Además, si te registras y optas por el bono sin depósito como regalo de bienvenida, puedes más adelante seguir accediendo a bonos de regalo de valor superior, de hasta 50€ por recomendar a un amigo que se sume a la familia William Hill. Es una gran ventaja ya que no todos ofrecen regalos de este tipo a los miembros veteranos. En otras casas de apuestas y casinos en línea puedes encontrar sistemas de bonificación a través de zona VIP, para usuarios frecuentes; en William Hill también tienes un club VIP, lo conocerás a medida que vayas familiarizándote con el sitio. De todos modos, todo lo que desees conocer te lo pueden contar a través de su teléfono gratuito de atención al cliente (si te encuentras dentro del territorio español), o su chat en directo.

Particularmente parece un buen planteamiento para dar el salto de lo tradicional a lo virtual o de los juegos de casino por puro entretenimiento al mundo de las apuestas reales. Mínimo riesgo para máximo beneficio. Una opción a tener en cuenta, sin duda alguna.